Rejuvenece nuestra fe

REJUVENECE NUESTRA FE

Si supiese cuan linda, es su sonrisa,
si pudiera verla por un instante,
intentara no demorar y darme prisa,
vería el reflejo del amor eterno, de nuestro Padre.

Que la edad, María, no me limite,
que el desánimo no me tome.
Rejuvenece, mi amor y fe
para que la confianza no me abandone.

Desde tu amor que me orienta,
consuelo eterno y esperanza,
en mi abatir diario y de tormenta
María, camino a Dios, por ti se alcanza.

Mi corazón está afligido,
me das un amor ferviente
aunque mi espíritu abatido,
siempre en ti, seré valiente.

La llama de Jesús estará ardiente,
de Don Orione vamos a escuchar,
Don Bosco, en su camino, motivó
su sublime amor, María cautivó.

Y Sto. Domingo, el rosario inspiró.
San Juan Bautista de la Salle
Nuestra señora de la Estrella
María auxiliadora, también es ella.

Predicar el Dios amor, en toda calle.
María no te canses de tus hijos reunir,
la Expo, nos cobija y es tu manto,
junto a mí caminando, Madre, puedo descubrir

que brota de mi corazón, amor y encanto.
Llena mi alma, María, de Jesús,
fuente inagotable de dulzura y bondad.
María milagrosa, sin pecado concebida, rogad
por mi alma y corazón lleno de gratitud.

(José Sánchez)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: